Recientemente el mundo ha estado viviendo una de las crisis más fuertes desde la Gran Depresión, el planeta entero se ha detenido con la llegada del COVID-19 trayendo consigo medidas de aislamiento y distanciamiento social. Como resultado muchas empresas han decidido mandar a todos sus empleados a casa y adaptar sus actividades al teletrabajo.

En muchos países el trabajo remoto solo representa un pequeño porcentaje en comparación con el sistema presencial. La prontitud con la que se han tenido que tomar las medidas ha dejado a mucho inmersos en incertidumbre o con una forma de trabajo que no han sabido manejar de la mejor manera. Es importante tomar en cuenta algunos factores para optimizar esta nueva metodología.

Desafíos que presenta el trabajo remoto

Con la disminución del contacto social, se puede comenzar a sentir un poco la soledad, esta falta de interacción puede influir negativamente en el estado de ánimo de la persona impactando en su producción laboral. Por otro lado, la falta del equipo correcto puede complicar las tareas o reflejarse en la salud del trabajador. Pasar horas en un espacio inadecuado puede afectar con fuerza en la cervical generando tensión y molestias.

No hay que dejar de lado, que al estar en casa los límites pueden comenzar a desvanecerse, muchos empleados han comenzado a experimentar mayor cansancio y a percibir eterna la jornada diaria. Esto se debe a que, en muchas ocasiones, es difícil establecer diferencias entre el horario laboral y las tareas hogareñas. Algunos se encuentran rodeados de hijos que aún no pueden asistir a la escuela y deben acompañarlos en sus tareas escolares, otros aumentan la producción y se sobrecargan de actividades en un mismo día. 

Algunas soluciones para mejorar el teletrabajo en casa

Con cambios sencillos se pueden logar grandes diferencias cuando se trabaja desde casa, aquí te diremos algunos consejos simples que puedes comenzar a aplicar desde ya.

¡Mejora tu espacio!

Busca un lugar en casa donde tengas mayor privacidad, con buena iluminación y donde puedas colocar un escritorio para cumplir con tus actividades laborales; una buena silla también puede ayudar a evitar complicaciones de salud.

Establecer horarios te dará tranquilidad

No mezcles las tareas de la casa con las asignaciones laborales, coloca horarios claros donde puedas cumplir con tus tareas y otros en los que puedas relajarte, compartir en familia y descansar. No esperes hacer todo el trabajo en un día.

Con un break te puedes reconectar

Es importante que cada cierto tiempo tomes pausas de 5 o 10 minutos, tal como lo harías en la oficina. Camina un poco por la casa, haz algunos estiramientos, tomar un té o café también ayudará a reconectarte.

¿Es posible sólo tele-trabajar?

Varias compañías les han dado a sus empleados la alternativa de permanecer en esta modalidad aun cuando se levanten las restricciones por la pandemia, ambas opciones tienen sus ventajas y desventajas, es cuestión de evaluar lo que es más conveniente para ti y tu ritmo de trabajo. Estamos seguros de que cada vez más empresas permitirán esta modalidad, por eso queremos que puedas sacarle el mayor provecho posible con nuestros consejos.

 

Si estás interesado en nuestras ideas puedes descargar aquí más información sobre ABIBOO Studio.

También puedes Contactarnos.

Fuente: ABIBOO Studio